Tura Satana

7af744476b0a44a142e58ad447f3d39c

Texto: Rafael A. Revilla Romero | Ilustraciones: Mitch O’Connell

Dominatrix (del latín dominatrix, ‘soberana’ o ‘señora’; plural dominatrices) o señora es una mujer que adopta el papel dominante en prácticas sexuales de bondaje, disciplina, dominación y sumisión o sadomasoquismo.

En la industria fílmica siempre han existido las dominatrix, estas mujeres tienen la capacidad de atraernos y asustarnos al mismo tiempo. Recientemente podemos ver ejemplos gracias a los films de Quentin Tarantino y Robert Rodriguez, estos dos directores, se han encargado de vanagloriarlas, poniéndolas como protagonistas en sus cintas. ¿Quién no recuerda a Salma Hayek como la vampira stripper llamada “Satanico Pandemonium” de la cinta From Dusk Till Dawn de Rodriguez?, en la que aparece bailando con una serpiente a su alrededor, da a tomar cerveza de su pierna a Tarantino y después lo empuja de la cabeza con su pie. Podemos unir a esta categoría a Elle Driver en Kill Bill de Tarantino, interpretada magistralmente por Daryl Hannah, quien era parte de The Deadly Viper Assassination Squad, donde aparece con un parche en el ojo y un vestido blanco de enfermera. En Sin City de Rodriguez, aparece una banda de prostitutas lideradas por Rosario Dawson; así podemos seguir nombrando a varios personajes, pero antes de todas ellas existió y sólo existirá una: Tura Satana.

A Tura Satana sólo le bastó con un film para catalogarse como la mejor dominatrix de la historia cinematográfica. De la mano del director Russ Mayer y su película Faster, Pussycat! Kill! Kill! de 1965, Tura se convirtió en icono de esta índole.

A bordo de su Porsche, Varla (el nombre del personaje de Tura), acompañada de dos amigas, recorre a toda velocidad el desierto de California, Tura arrolla y tortura a todo y a todos los que se cruzan a su paso. Tura llamaba la atención notablemente por sus mezcolanza étnica, debido a sus raíces japonesas, filipinas, cheyennes e irlandesas, a esto le sumamos sus voluptuosas curvas, sus ajustados atuendos y su fleco a la Bettie Page, famosa dominatrix.

En toda la cinematografía de Mayer, quien fue famoso por crear películas de sexo, violencia y sumisión, en las que siempre aparecen mujeres con senos voluptuosos (recordemos que Mayer fue en una época de su vida fotógrafo para Playboy), cabe mencionar que realizó la mayoría de sus cintas en los 60’s y 70’s, época donde había una cierta conciencia puritana y falsa en E.U.A. Este director supo sacarle provecho a la mayoría de las protagonistas, como en Motorpsycho de 1965 y Supervixens de 1975.hellonwheelsgiclee

Tura tuvo una infancia difícil, debido a su mezcla de razas fue víctima de racismo en su natal Chicago, por lo que tuvo que forjar su carácter a temprana edad e inclusive según su biografía era cinta negra en karate. Satana quien en alguna época de su vida se ganó la vida como stripper, fue perfecta para el personaje de Varla, quien es una reinterpretación de Satana misma, en Faster, Pussycat! Kill! Kill!.

El pasado 4 de febrero Tura Satana falleció a sus 73 años de edad en Reno, Nevada. Su legado aún persiste, inclusive la banda de rock Babasónicos escribe una canción llamada “Viva Satana” en honor a ella. Sus seguidores han aumentado a lo largo de los años, y debido a Faster, Pussycat! Kill! Kill!, actualmente es referencia y será considerada la máxima estrella dominatrix de Hollywood. (R.I.P) Tura Satana.

break

2

Texto publicado en la edición de Febrero del 2011.

 

 

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!