Mexico is the Shit

_ZK_9488

Text: Rafael A. Revilla Romero

Es un hecho que la moda debe ser vanguardista, contestataria y discordante a la vez. La moda ha cambiado paradigmas, desde el uso de la minifalda, pasando por el corsé de Gaultier para Madonna, las chamarras de piel de los Ramones o el sweater roído y deshilachado de Kurt Cobain, la moda que llevamos puesta ha servido como catarsis para generaciones enteras. La historia de éxito detrás de la controversial chamarra de “Mexico Is The Shit” de Ahmed Bautista y Anuar Layón parece reciente, pero dista mucho de serlo, antes de esta chamarra, Bautista y su compañía Mercadorama sacaron posters, ropa y mercancía durante varios años para bandas como Café Tacvba, Tame Impala, Metallica y Daft Punk, pero también año con año carteles hechos a mano para el festival Coachella, todo esto con la premisa de tener mercancía de calidad para las bandas y los fans, pero como dice Ahmed, “ la idea primordial es ganarles la jugada a la piratería con buenos precios y calidad en la mercancía de las bandas”.

Mercadorama se creó con la idea de engrandecer el trabajo de los diseñadores mexicanos, pero plasmado en mercancía de bandas internacionales y en eso han sido pioneros, resaltando el trabajo de diseñadores e ilustradores como: Seher, Quique Ollervides, Dr. Alderete, Cha!, Kraken y hasta REEZ, ilustrador oriundo de Ciudad Juárez que también ha aparecido en nuestras páginas.

Por otro lado está el trabajo en moda de Anuar Layón, pocas personas conocen su trayectoria anterior como diseñador creando proyectos tan interesantes en su tiempo como fue la marca NACO, que fue precursora en la cuestión de moda urbana en México. Layón actualmente es creador de la marca de street wear llamada Prima Volta, pero también se ocupa haciendo la mercancía oficial del festival Coachella, esto pudiera decir poco de la manufactura de los productos si no los conocemos de primera mano, pero el poder hacer esto con el festival más mediático del mundo dice mucho de la calidad de estos.

El slogan “Mexico Is The Shit” ha sido controversial desde que vio la luz en noviembre del 2016, apareciendo plasmado en el reverso de una chamarra, malinterpretado por algunos y exhibido por otros, incluyendo la diputada Tania Larios que se quejó en twitter con la cadena de hoteles del Grupo Habita, porque admitió a dos personas que llevaban esta chamarra, sin saber que la chamarra está hecha por mexicanos y la frase es un “slang” que en realidad habla bien de México de manera coloquial, la diputada recibió miles de respuestas tachándola de ignorante y mal informada al no aceptar que malinterpretó el mensaje de la chamarra, pero Bautista lo percibe de una manera distinta y lo ve como una oportunidad de explicar la campaña y hacer que la gente la conozca antes de opinar.

En una conversación con Ahmed me comentaba “esa clase política, desinformada, privilegiada, acomodada y obstinada pese a sus errores es la que me molesta, en realidad entendemos que la chamarra pueda ser malinterpretada, pero el querer hacer por medio de tu influencia como diputada que corran a dos personas de un hotel por llevarla puesta es lo que en realidad molesta“, la chamarra, la campaña y el slogan podrán causar controversia pero jamás pasará desapercibida para bien o para mal, esto ha causado indignación en algunos medios, pero también ha sido exhibida diciendo que sólo es una marca hecha por niños ricos para niños ricos (la chamarra se encuentra en portales en línea por $100.00 USD y siempre está agotada). Otra percepción es que sólo es un producto emplazado estratégicamente por sus creadores, pero la verdad, y como comenta Bautista, “el éxito de la chamarra fue una serie de sucesos inesperados e inimaginables, como el que Trump ganara la presidencia y fomentara su discurso anti México, o que el fotógrafo e instagramer Carlos Lang (con 130 mil seguidores), le pidiera “prestada” su chamarra a Layón para llevársela de viaje y tiempo después apareciera una fotografía de él con la chamarra frente a la torre Trump en Nueva York haciendo la imagen viral, comenta Ahmed: “nosotros estamos en contra de la confrontación directa, si bien mucha gente sale pintándole un dedo a la torre Trump, nosotros optamos por el diálogo y el decirle a la gente: México está chingón y tú también eres chingón”, y si Jesse “The Devil” Hughes de la banda Eagles of Death Metal es pro Trump y pro armas y quiere usar mi chamarra con la leyenda “Mexico Is The Shit” en la espalda, yo digo: ¿por qué no?, vamos a entablar un diálogo, vamos a platicarlo”.

Y así podemos ver a una banda como Eagles of Death Metal tocando en un Festival Corona con las chamarras apoyadas en los amplificadores o a las chicas de Warpaint tocando con ellas puestas y dice Ahmed “si tengo que quitarle a la gente de mi staff sus chamarras sudadas (risas) para dárselas a las Warpaint lo hago sin dudarlo”.

Warpaint opr Ana Tello

Esta serie de sucesos que llevaron a un sold out de la chamarra (próximamente veremos una en dorado y una versión para niño), se pueden ver como algo planeado y que varias empresas de marketing soñarían con repetir e igualar, pero todo el éxito de esta historia es parte del bagaje de los dos socios y como dice Ahmed: “una cosa es recibir el balón y otra cosa es saber patearlo cuando lo recibes”.

La chamarra de corte Varsity o College es común actualmente como tendencia y alguna vez todos tuvimos una chamarra de este estilo, pero esta prenda junto al contexto nacional y la simple frase de “Mexico Is The Shit”,  cambió la manera de los mexicanos y extranjeros de verla, pero no pequemos de idealistas, el futuro de México no va a cambiar a causa de una chamarra, seríamos ilusos de pensar que algo como esto puede hacerlo, pero el manifiesto detrás de esta frase tiene muchas cosas positivas y trata de realzar que lo hecho en México es bueno y está bien hecho, y si se puede transmitir con una chamarra a la vez, ¿por qué no hacerlo?

Processed with VSCO with a6 preset Processed with Snapseed.

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!