Julia y Ernestina | Recuerdos del Pasado al Presente

1

Texto + fotos: Alba García

Aves ilustradas sostienen bandas con las palabras representativas de Julia y Ernestina, las cuales adornan la fachada y dan la bienvenida a un lugar que transmite en su ambiente la cultura y las tradiciones de México. Al entrar a Julia y Ernestina es imposible no quedar maravillado por las colecciones, piezas vintage y piezas rediseñadas en su propio taller que no pierden la sensación representativa de la belleza Mexicana, la cual experimentas desde el momento en que tocas el timbre. Julia y Ernestina comparte la gracia única de las tradiciones Mexicanas, pero más allá de sólo eso, representa algo especial y único para cada una de las personas que visitan el lugar. En cada pieza se encuentra una historia que se conecta con las memorias de la infancia, y la nostalgia se convierte en recuerdos de felicidad y alegría.

Mónica es egresada de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez como Licenciada en Diseño de Interiores, y es dueña de la tienda de antigüedades y artesanías, Julia y Ernestina. El negocio de las antigüedades ha estado en su familia desde años pasados y tienen la tradición de nombrar los negocios con los nombres de las mujeres de la familia. Julia y Ernestina son las bisabuelas del esposo de Mónica y la inspiración detrás del negocio. “Un hombre puede hacer muchas cosas pero al lado de una mujer puede conquistar el mundo”. Para Mónica la importancia de la familia y el nombre va más allá de la estética o la imagen del lugar, pues deja un legado de valor familiar.

6

El edifico donde ahora se encuentra la tienda tenía 8 años clausurado, después de haber vivido en San Miguel de Allende y haber tenido una tienda de antigüedades, Mónica llega a Juárez en una etapa de violencia y falta de negocio en la ciudad. El deseo y la experiencia de Mónica en el negocio de antigüedades la llevaron a crear un lugar que mostrara las bellezas únicas de México en la frontera.

Yo quiero proyectar a la gente en otro lugar, que cuando alguien entre a Julia y Ernestina se proyecte en otra ciudad.

Para Mónica ofrecerle a Ciudad Juárez una tienda con este concepto era necesario para proyectar e impulsar un negocio que ofrece una fusión del pasado con el presente. La transformación toma un significado diferente al entrar, pues crea una conexión con los recuerdos de los clientes. Julia y Ernestina ofrece esos recuerdos y una atención inigualable junto con la sensación de calidez y atención.

Una vertiente del negocio es conocer el talento local y apreciar el trabajo hecho por manos mexicanas. “El mexicano a veces no valor lo que es nuestra artesanía o lo que hacemos en nuestro país”. Al empezar el negocio se dio la tarea buscar talentos mexicanos, como artesanos, diseñadores gráficos e industriales. Colecciones familiares adornan el lugar junto con piezas rediseñadas en el propio laboratorio las cuales crean la estética única que hay dentro. Mónica es encargada de rediseñar las piezas en su propio taller e impulsar el talento de diversos diseñadores y artesanos locales que interfieren en algunas de las piezas. Julia y Ernestina refleja la exclusividad de las costumbres y tradiciones mexicanas junto con la belleza de los recuerdos y memorias, es así como se queda plasmado en la mente y el corazón de cada cliente que entra al lugar.

30

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!