Fusion Gallery | Anri Okada

DSCF9239

Texto: Rafael A. Revilla Romero

“En Chihuahua el cielo es enorme”, fue una de las frases que se me quedaron grabadas cuando tuve la oportunidad de conversar con la artista japonesa Anri Okada (Saitama, Japón, 1989), esa oración y otras más revolotearon en mi mente durante un tiempo, en mi cabeza había preguntas estampadas ¿cómo había podido una artista japonesa absorber la cultura de México en tan poco tiempo?, platicando con ella su respuesta fue tan simple como sincera: “tal vez fui mexicana en mi vida pasada”, una contestación que me llamó la atención, ya que comúnmente no escuchas esas palabras provenientes de un japonés, menos en estado de sobriedad. Pero al observar el trabajo de Okada rápidamente te das cuenta del por qué de su comentario. La obra de Anri es colorida, con líneas orgánicas, trazos marcados y obviamente sin moderación a la hora de combinar colores, igual que en México, ahí la importancia de su comentario. En el año 2016 y después de terminar su maestría en mural en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio llega a su residencia al Instituto de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana en la ciudad de Xalapa, como pasante del programa de la fundación de arte Pola para la formación de artistas jóvenes en el extranjero, vino con la idea de investigar más sobre las culturas indígenas y sus viajes lo demuestran viviendo y visitando lugares como Oaxaca, Ciudad de México, Xalapa, Chihuahua y la Sierra Tarahumara, absorbiendo todo el color, vegetación y formas, apreciando todo y reflejándolo en su obra, apropiándose para beneplácito nuestro.

Para mí es muy interesante el ver cómo absorbiste la cultura de México tan rápido en sus colores y formas. ¿Cómo lograste hacerlo en tan poco tiempo?

Estuve en México en el 2014 alrededor de un año, antes de venir a México ya utilizaba muchos colores, lo cual me destacaba un poco de los demás en la universidad.

¿Qué fue lo que te llamó la atención de un país como México?

Siempre me llamó la atención la cantidad de culturas indígenas que tienen en México, es algo muy interesante y quise investigar más sobre esto, eso fue la principal razón.

México es un país muy grande y Veracruz es muy distinto a Chihuahua, ¿pero cómo lo ves tú?, sé que tu tiempo aquí es corto aún pero, ¿qué has podido observar?

Vine hace unos años por muy poco tiempo, como por una semana, pude conocer el Sauz y algunas partes de la ciudad de Chihuahua y sólo puedo decir que el cielo es enorme, las vibras de las personas son muy diferentes, antes viví en Oaxaca y la gente es muy parecida a la de aquí, son más abiertos, después viví en Xalapa y la gente es un poquito cerrada en comparación con la de aquí.

Corazón que camina solo

Tu trabajo es muy distinto al arte japonés que tradicionalmente conocemos en este lado del mundo, visualmente y estéticamente es diferente pero muy llamativo. ¿Qué cambiaste de tu trabajo al vivir aquí?

El grabado tradicional japonés es muy fino, el tipo de trazo es muy delicado y en mi caso es muy grueso, creo que es la principal diferencia que yo veo, pero creo que no soy japonesa, soy mexicana, o fui mexicana en otra vida, cuando viví en Oaxaca y en otros lugares de México tenía muchas ideas diferentes y sin darme cuenta mi trabajo fue influenciado por todo lo que veía, yo creo que en el fondo de mi corazón la obra que hice en Oaxaca, Xalapa y en ciudad de México ha sido muy cambiante y muy diferente uno de otro.

Haces mural, escultura, pintura, posters, flyers, ¿qué medio te gustaría explorar?

Me gustaría explorar textiles principalmente, pero mi sueño es hacer una casa, crear espacios es lo que me gustaría hacer algún día.

He visto en tu obra muchas plantas, cactus, animales, pero también mazorcas de maíz y objetos mexicanos, ¿piensas que te estas mexicanizando?

Japón es muy pequeño pero también tenemos una gran variedad de animales y algunos cactus, pero sí he sido muy influenciada por México definitivamente.

Flor que florece en el desierto

Mañana sales a la Sierra Tarahumara y luego regresas a Xalapa, ¿qué sigue para ti, Anri?

Ahora estoy por hacer un mural en un hospital de Xalapa, es para un hospital siquiátrico, espero que mi mural les haga la vida mejor a las personas que están adentro.

Gracias por tu tiempo, Anri.

¡Gracias a ti, Rafa!

puedo-correr-a-través-de-donde-sea

Serpiente con listón, demonio y luna RIMG1654 Chichicuepa cangejo,serpiente y yo

anriokada.wixsite.com

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!