Entre Libros, Playboys Setenteras y un Gato Somnoliento

018

Texto: Rafael A. Revilla Romero | Fotos: Daniela Acosta

Sabemos que el internet está cambiando nuestra vida, las redes sociales, los blogs, periódicos y medios impresos ayudan bastante a esparcir la información rápidamente, y aunque muchos medios vaticinan el fin de los libros impresos, a mi parecer la idea de tener un libro en las manos y pasar página tras página nunca desaparecerá. Aunque que somos un país donde el índice de lectores está por los suelos, existen lugares que se dedican a vender libros en nuestra ciudad como Gonvill, Bodega de Libros, La Prensa o Sanborns, pero aún así, existen librerías de segunda mano que tienen libros económicos con precios para todo público, y pese a no ser un negocio que deje numerosas ganancias, siguen existiendo personajes como Rubén Torres, que hacen una tarea un tanto heroica en tratar de vender libros a precios accesibles.

Si bien, nunca se podrán comparar los precios entre estos dos tipos de librerías, tenemos librerías de segunda mano en nuestra ciudad, algunas con más de 20 años, como Logos, una librería escondida en el centro histórico de nuestra ciudad, en el exterior del local se puede reconocer por sus racks de libros a seis pesos, su pecera y sus dos escaparates con libros en el acceso. Tuvimos la oportunidad de platicar con Torres dueño de Logos.

Tu hermano tiene una librería también, la pregunta obligada: ¿Qué te llevo a abrir una librería?

Precisamente por y gracias a eso, y a la experiencia ganada trabajando con él los primeros años de su librería.

Tienes revistas, Selecciones del Reader Digest, Playboys 70’teras, libros clásicos, ¿qué es lo que más busca la gente?

Es curioso, pero todo se vende, todo, sólo habrá que esperar el cliente apropiado, a veces se pone de moda tal o cual libro, pero son pasajeras, siempre hay que tener de base a los clásicos de siempre.

001

¿Qué joyas literarias has vendido o posees en tu colección?

Yo con el tiempo, he aprendido a no guardar tantas cosas, dejarlas pasar mejor. Y me ha tocado vender aquí muchos libros que se pueden considerar así.

¿Cuál es el tesoro más grande que te has encontrado teniendo esta librería?

Es la calma y sabiduría que te dan de compañía, libros, revistas, CD’s, DVD’s, etcétera.…

La selección de libros es muy  variada, ¿cuál es el criterio para escoger los libros que vendes en ella?

Básicamente, es la ley de la oferta y la demanda, y de ella, la gente tiene la última palabra.

Yo con el tiempo, he aprendido a no guardar tantas cosas, dejarlas pasar mejor.

016

 

¿Cuántos años tiene la librería?

Estamos por cumplir 22 años aquí.

¿Por qué una librería?

Porque cuando estudias una carrera (yo soy Ingeniero Industrial) te das cuenta, que no estaría de más, aprender un oficio o tener un negocio y si es así debe ser uno del que nunca te vayas a aburrir o cansar; yo tengo la suerte de hacer algo que me gusta, ojalá todos tuviéramos esa suerte.

¿Tienes alguna idea de cuántos libros tienes en tu haber?

No sé exactamente, cuantos haya hoy pero es un número muy variable; lo que sí es que son varios miles de títulos diferentes y cambiando constantemente.

¿Mencióname tus cinco libros favoritos?

Más que mencionar un título prefiero mencionarte cinco autores que he leído y fueron en su momento lectura fácil y sin complicaciones como: John Steinbeck, Sidney Sheldon, Stephen King, Luis Spota, Carlos Castañeda, por decir algunos rápidamente, pero es una lista muy, muy larga.

003

Vivimos en tiempos difíciles económicamente hablando, ¿como hace una librería como la tuya para sobrevivir en estos tiempos?

Precisamente por eso. Yo soy cuarentón y desde que me acuerdo, nuestro país está en crisis, te tienes que hacer a la idea. Los libros siempre han sido caros, pero los libros usados siempre han sido baratos, hay que aprovechar, tiempos difíciles para competir más fácilmente con otras librerías.

Tienes algunos viniles en tu librería, tienes álbums de Juan Torres y su Órgano Melódico, Silvestre Vargas, algunos de corridos famosos, también de Los Cadetes de Linares entre muchos más, ¿cuáles son los que más busca la gente?

En discos, sí es muy notorio, la fama y la publicidad de ciertos grupos como The Beatles, o The Doors por ejemplo. Hoy en día, la gente joven, viene a comprar seguramente no los tocaron jamás, los quieren para decorar o hacer alguna manualidad con ellos, aparte con $10 te puedes quedar con un clásico de siempre.

En ese momento entran dos señoras con una centena de libros, Rubén se levanta para atenderlas, la mujer de mayor edad le dice que quiere vender esos libros, entre los libros que llevan se pueden apreciar unos de pasta dura y letras doradas, algunos más pequeños y algunas revistas,  después de checarlos por un buen rato y poder darles un valor aproximado de compra, Rubén les señala que entre los libros que llevaron hay tres directorios de construcción sin valor alguno, después les da una oferta de $600 pesos por todos, rápidamente las señoras aceptan sin chistar y salen encantadas del lugar, pensando que se deshicieron de algo incómodo o que ocupaba espacio en su casa y que aparte recibieron una ganancia por ello.

010

Tienes algunos libros con valor de seis pesos, supongo que por el precio significativo de estos libros es por hacer que la gente se los lleve más que por una ganancia.

Exacto; es difícil de hacer entender a la gente en general, que debemos, no sólo yo, todos diría, hacer una labor social o sea hacer algo por los demás, si alguien quiere leer lo puede hacer sin gastar, los cientos que creemos. Si verdaderamente la intención es leer te llevas uno de los que yo llamo “remate” luego lo cambias, cuando lo hayas acabado de leer, por solo $1.50 y te llevas otro, yo pienso que la oportunidad está ahí, para el que la quiera aprovechar, no importa la condición social o economía del lector.

Yo soy cuarentón y desde que me acuerdo, nuestro país está en crisis, te tienes que hacer a la idea. Los libros siempre han sido caros, pero los libros usados siempre han sido baratos, hay que aprovechar, tiempos difíciles para competir más fácilmente con otras librerías.

¿Tienes alguna anécdota que quisieras compartir con los lectores de nuestra revista?

No recuerdo de momento, quisiera mejor invitarlos a que vayan a las librerías de su localidad y si tienen niños pequeños llévenlos; recuerden que ir, no implica comprar y que por entrar a una librería no te cobran.

Gracias por tu tiempo Rubén.

La existencia de librerías de segunda mano siempre han sido necesarias para la población ávida de leer, ahora son lugares de culto para los jóvenes que  las utilizan y las descubren, pero la realidad es que siempre han existido y esperemos subsistan por mucho tiempo más, con sus clásicos a precios asequibles, sus viniles de Silvestre Vargas y su típico gato somnoliento retozando entre los libros.

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!