Crónicas Inesperadas IV: Björk otra vez.

SONY DSC

No hubo preámbulo a nada, llegaron las 8 con 5 y el escenario se oscureció.

  • Cuando concreté mi visita a la gran manzana después de haberlo alineado con la exposición retrospectiva en el MoMA y el concierto que le daría final a la primera etapa de conciertos en teatros prácticamente íntimos en la ciudad de New York, hice ese viaje mentalmente 287 veces.
  • Si, 287 exagerando una y otra vez hice ese viaje.
  • El mismo día que llegué, me dirigí a ubicar los museos y teatros que tendría cerca, entre las paredes interminables y la ansiedad.
  • El museo lo descubrí al dar la vuelta por la calle 53.
    El MoMA infestado de turistas de varias nacionalidades parecía apenas darse abasto.
  • La pared principal de la recepción pintada en su totalidad de rosa era el mural para los tres instrumentos de teclas base de la era Biophilia.

  • Después de la rigurosa documentación fui directamente a tomar mi lugar en el recorrido de la exposición auditiva y visual llamada Songlines.
  • Sobre el lobby se exhiben en pantallas cada uno de los conciertos y documentales que durante cada álbum se han publicado.
  • Mientras contemplas la caja musical fabricada por la compañía Porter para la canción Pagan Poetry, la voz de Antony Hegarty te da la bienvenida y te invita a disfrutar del recorrido.
  • Los elementos vertebrales de la expo son los cuadernos y apuntes sobre la composición de cada una de las canciones, desde Venus as a Boy de Debut hasta Thunderbolt de Biophilia.
  • Las cartas fuertes son los vestuarios utilizados en etapas clave de su carrera, desde el criticado vestido de cisne que utilizó en los Oscars, los zapatos espaciales rojos de Hyperballad, la chamarra blanca para Joga, los vestidos de Alexander McQueen de Who is it y Pagan Poetry hasta llegar al vestido acrílico confeccionado por Iris Van Herpen para la gira Biophilia.
  • Para los fans mas entregados (incluyéndome) ver los robots humanoides del video All is full of Love, la botarga circular multicolor para la portada de Volta o el saco hecho de papel utilizado en la portada de Post, fueron las piezas más valiosas.
  • Al terminar la expo guiada, está el Black Lake Cinema, el recinto hecho especialmente para proyectar el video dirigido por Andrew Huang y producido por el mismo museo de Arte Contemporáneo y grabado en una cueva volcánica en Islandia.
  • Pero el sufrido y desgarrador video de Black Lake no es el único que está estrenándose en NY, del otro lado del río, en Queens, el MoMA PS1 en un domo sonoro presenta el primer video en realidad virtual y grabado en 360 grados para el primer track del disco: Stonemilker, una experiencia única.

 Todos sabíamos que íbamos a presenciar el  doloroso exorcismo musical de la artista.

  • El teatro City Center de New York estaba en su máxima capacidad, indudablemente habíamos personas de todo el mundo.
  • El escenario discreto iluminado por luces rosas y moradas reveló a los 15 músicos de cuerdas vestidos en blanco.
  • Después las figuras de Alejandro Ghersi (ARCA) y el percusionista Manu Delago tomaron sus posiciones  a los flancos del escenario  para darle la bienvenida a la protagonista de la noche.
  • Ataviada con un vestido blanco con verde limón y la máscara de Maiko Takeda camino al micrófono y los acordes de la primera canción silenciaron los aplausos que resonaban en todo el lugar.
  • Stonemilker es la canción que anuncia la tormenta, y llega justo después de que termina el último acorde de esta.
  • Lionsong, History of Touches, Family y Black Lake tornaron al City Center en un confesionario de dolor.
  • Cada estrofa cantada, fue venerada por el público, incluso escuche a varias personas sollozar entre los asientos, estábamos en un funeral musical.
  • La frase: “I did it for love, I honoured my feelings” en Black Lake hizo que la gente reventara el silencio entre aplausos y gritos.
  • Cerró la primera parte del concierto cantando por primera vez en vivo Atom Dance.

15 minutos después, el luto quedó atrás.

  • Cambio el vestuario blanco por el vestido morado con la herida multicolor en el pecho que utiliza en la portada en movimiento de Family.
  •  Come to Me volvió a la vida.
  • Las contorsiones corporales de la primer parte se esfumaron entre los movimientos pélvicos y sensuales para los nuevos arreglos de las canciones All Neon Like y I see who you Are .
  • Todos ellos parecían poseídos por el metrónomo, movimientos precisos, los brazos sincronizados de cada uno de los músicos. Arca se mueve como si los beats lo poseyeran y Manu, es contundente con sus percusiones, hay pasión, hay talento, es Björk y su sequito de virtuosos.
  • Con Quicksand y Wanderlust nos invito a pararnos de nuestros asientos, el sufrimiento se convirtió en celebración, el ambiente se tornó en otro muy distinto.
  • Agradeció la velada despidiéndose con la caótica Not Get.
  • El público no dejo de aplaudir, no estábamos dispuestos a dejarla ir así, solo faltaba una canción para presentar íntegro Vulnicura en vivo.
  • Entre los aplausos ensordecedores de nuevo todos los músicos regresaron al escenario.
  • Un abrigo de latex con muchas barbas que ella agitaba con los beats de la última canción por presentar de Vulnicura: Mouth Mantra, fue la imagen con la que nos quedamos al verla desaparecer en la oscuridad del escenario.

Es ella otra vez, amada o no, es ella otra vez.

  • Por su voz no han pasado sus 49 años de vida.
  • En su sonido contundente no han pasado más de 20 años desde su primer disco como solista.
  • Es ella otra vez, aunque nunca dejó de serlo.

TEXT & PHOTO: BJORZH ZNCHZ

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!