Bob Dylan & 20,000 Almas

2372180566_e09d07ce83

Texto: Rafael A. Revilla Romero | Fotos: Rocco Revilla & Miguel

Por fin se llegaba el día, Bob Dylan daría su tan esperado concierto gratuito en la ciudad de Zacatecas (gracias al Festival Cultural), la expectativa era grande, así que 2 amigos, mi hermano Rocco y yo nos dimos a la tarea de hacer el esperado viaje.

La verdad, como todo buen viaje no estuvo nada planeado, teníamos un día de hotel y prácticamente sólo eso, sabíamos que Dylan se presentaría el 25 de Marzo en la plaza de armas de esta ciudad, si requeríamos pedir boleto con anticipación o algún requisito de esos que les encantan pedir a los gobiernos no íbamos a poder entrar, prácticamente nos lanzamos a la aventura, la vida como siempre se encarga de acomodar el resto y como todo buen viaje no planeado, salió a la perfección. El mero día del evento se podía percibir la excitación de la gente que caminaba por la calle, obviamente como todo lo bueno en esta vida, el concierto sería gratis, y a las 5 de la tarde la gente desesperada como de costumbre empezó a hacer fila, como buenos mexicanos nada más vemos una fila y nos formamos. Nosotros estábamos dispuestos a tomar nuestro lugar en la fila a como diera lugar, pero después la fila comenzó a crecer y crecer al rato ya rodeaba toda la catedral, daba vuelta por la calle de enfrente, bajaba por el mercado, y luego volvía a subir por la calle Aguascalientes, según cálculos de los organizadores, entraron 20,000 personas al concierto, el concierto estaba programado a las 8:30, las puertas se abrieron a las 6 de la tarde y la cola ya era insoportable, nos metimos a la manera fácil por lo cual un insufrible de la mitad de la cola se enojó y empezó a vociferarle al policía que respetara su derecho a la fila, así como el respetaba el derecho del policía, nosotros hicimos como que no lo veíamos, total lo más malo que podría pasar era que nos lincharan una turba iracunda, nos metimos y oh sorpresa, me dicen que no se permiten cámaras, le digo indignado, ¿qué quieres que haga con ella?, pues me tuve que regresar a dejar la cámara al carro y aprovechando la vuelta un amigo y yo nos dotamos de cerveza para que no nos faltara a la salida del concierto (bien pensado porque al salir no había nada abierto), al regreso se veía que estaban dejando entrar a la gente por tandas, pero cada vez se veía más llena la plaza de armas, en el hotel contiguo a la plaza de armas se veían mantas con leyendas de Zacatecas te ama Bob Dylan o algo parecido, a mi lado derecho estaban balcones de la gubernatura, donde los respectivos burócratas gubernamentales de peso se dedicaban a ver el concierto con copa de vino en mano, y nosotros acá abajo sin poder salir a tomar nada, pero qué le vamos a hacer, todo era por ver a la leyenda viviente, cualquier cosa valía la pena, según escuche fue Dylan quien pidió toda esa seguridad y restringió el acceso a cámaras, eran las 8:00 en punto y la gente ya estaba en el borde de la desesperación, bebés llorando, la gente haciendo una cola inmensa para ir al baño, ni modo había que aguantar, ver a Bob Dylan con la catedral iluminada a espaldas y tener lugar en gradas era algo que se agradecía.

1-1

2

8:25pm, se apagan las luces y se escucha una voz en inglés anunciando a Dylan, se oyen gritar las voces de los 20,000 espectadores y sin más preámbulo sale la leyenda folk vestido todo de negro con un sombrero beige, camisa roja y sin más preámbulo sin decir una palabra con guitarra eléctrica en mano empieza el tan esperado concierto con la famosa “Rainy Day Women” #12 & 35″ del álbum Blonde on Blonde, se notaba un Dylan de voz carrasposa tal vez por ni siquiera decir Hello Mexico!!, pero en dos canciones más ya era el Dylan que escuchamos en el Modern Times, rápidamente se vio el virtuosismo de sus músicos todos ataviados con trajes vaqueros y sombreros de la época de la fiebre del oro en EUA, a Rainy Day le siguió “It Ain’t Me Babe”, del disco Another side of Bob Dylan, (canción que después hiciera cover Johnny Cash), después siguió la hermosa canción “I’ll Be Your Baby Tonight”, del álbum John Wesley Harding, la gente ahora sí estaba ambientada, por fin la gente se dio cuenta de que estábamos observando a uno de los pocos iconos vivientes de la música, la canción acaba con un estruendo y Dylan dejaba la guitarra eléctrica para pasar al teclado, comenzando “Masters Of War”, a veces dejaba los teclados para tocar la armónica como sólo Dylan lo hace, a estas alturas la gente estaba totalmente metida en el concierto, algo que sí debo de decir es que estos conciertos públicos se ven mejores sin sillas, sin vendedores ambulantes y gente atravesándose, también otra cosa de admirarse era que no había vallas restringiendo la primera fila, sólo a gente influyente, el concierto seguía y se comenzaba a escuchar “Rollin’ And Tumblin”, del más reciente Modern Times, le siguieron “It’s Alright, Ma, Spirit On The Water, John Brown, Just Like A Woman”, (inclúyase escalofríos y carne de gallina con esta canción), sólo se alcanzaban a ver los humazos salir de la multitud , siguieron “Highway 61 Revisited, When The Deal Goes Down, This Wheel’s On Fire, Most Likely You Go Your Way (And I’ll Go Mine), Summer Days, y para cerrar la famosísima “Like A Rolling Stone”, la verdad es increíble oír esta canción en vivo, toda una experiencia, se apagan las luces, Dylan y su banda salen del escenario y la gente no se va, siguen esperando el famoso encore, después de unos minutos la gente sigue chiflando y gritando esperando que la leyenda regrese y después de 10 minutos regresa para cerrar con “Thunder On The Mountain”, y después la famosísima y alguna vez tocada magistralmente por Jimi Hendrix,“All Along The Watchtower”, podía morir ahí mismo oyendo esa canción, la gente la cantó completita, y para el final y en un suceso realmente mágico y teatral cierra con “Forever Young” del disco Planet Waves, al terminar reúne a todos los músicos en el centro y se despide con unos ademanes elvisianos, como si disparara con dos pistolas, la gente grita, chifla y aplaude, agradeciendo haber presenciado algo tan sublime y raro como un concierto de Bob Dylan en México, la gente se dispersa rápidamente y sabe en su interior a manera de alegría y tristeza que pocas veces podrá presenciar a alguien tan grande como Bob Dylan.

American folk pop singer Bob Dylan at a press conference in London. (Photo by Express Newspapers/Getty Images)

(Photo by Express Newspapers/Getty Images)

Zacatecas, México
XXII Festival Cultural Zacatecas
Plaza de Armas

Marzo 25 del 2008

Set List

Rainy Day Women #12 & 35
I’ll Be Your Baby Tonight
Rollin’ And Tumblin’
It’s Alright, Ma (I’m Only Bleeding)
Spirit On The Water
John Brown
Just Like A Woman
Highway 61 Revisited
When The Deal Goes Down
This Wheel’s On Fire
Most Likely You Go Your Way (And I’ll Go Mine)
Summer Days
Like A Rolling Stone

(encore)

Thunder On The Mountain
All Along The Watchtower
Forever Young

 

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!