Alexander McQueen | Un Hooligan ha Muerto

 

6ac85b292d118c70545302b58cd9a398

Texto: Björzh Znchz

La noticia de la muerte de uno uno de los más grandes y polémicos diseñadores de la historia de la moda ligado totalmente a la escena musical, ha dejado un gran vacío en su innumerable legión de seguidores.

Lee Alexander McQueen, llamado el hooligan de la moda, fue encontrado muerto el 11 de febrero en su departamento ubicado en la ciudad de Londres, ahorcado con su propia ropa y aparentemente orillado al suicidio por el reciente fallecimiento de su madre una semana antes.

La sensibilidad gótica de un cuento de los Hermanos Grimm está más cerca del espíritu de la ropa de McQueen que el fetichismo, el gore y la misoginia de los que le acusaron siempre sus detractores.

Por muy oscuros que fuesen sus diseños, siempre poseían una feminidad por la que se dejaron seducir desde Björk, Dita Von Tesse, Janet Jackson, Cheryl Cole, Liela Moss, hasta Lady Gaga, siendo esta última su más reciente musa.

main_image

Sus primeros trabajos para las casas Gieves & Hawkes y Angels and Bermans (esta última  dedicada para la confección de vestuario de teatro) le dieron la oportunidad de dominar muchas técnicas de corte y confección, de las que más tarde sacaría gran provecho durante su carrera.

Ganador en varias ocasiones del premio Diseñador del Año, nombrado Comandante del Imperio Británico (CBE), bajo su mando estuvo la casa Givenchy hasta crear la propia: McQueen, misma que fusiono con el emporio Gucci, dándole según sus palabras mayor libertad creativa.

Sus desfiles eran claramente teatrales y su estilo salvajemente atrevido. Logró captar siempre la atención y recibir la aclamación esperada. En sus pasarelas se podían encontrar desde robots pintores, capsulas de vacío, hologramas, lluvia real, nieve y hasta fuego.

McQueen también se labró una reputación de petulante chico malo, hecho que por el cual  tenía a la industria comiendo de sus manos. Su legado no sólo fue plasmado en sus creaciones en tela, sino en un sin número de performances donde exponía su manera de concebir la belleza humana.

Fue también encargado de las portadas y el arte de los discos Homogenic y Vespertine Live de Björk. Junto con Lady Gaga mostró su colección de otoño-invierno, en la cual una de las prendas mas controversiales fueron las zapatillas de alturas desproporcionadas, las cuales la artista lució en su último video “Bad Romance”.

40-alexander-mcqueen-fall-winter-2006-fw06

Su comportamiento fue muy errático en los últimos días, aunado a la depresión que le ocasionó el fallecimiento de su madre apenas una semana antes, incluso en su cuenta de Twitter hacía comentarios de la falta que ésta le hacía.

El diseñador murió un día antes del entierro del cuerpo de su madre y se sabe que dejó una carta póstuma la cual hasta el momento las autoridades no han dejado saber su contenido.

Entre las casualidades que resaltan fue la coincidencia en fechas de los suicidios entre McQueen e Isabella Blow su principal mentora ocurrido hace tres años.

La industria de la moda ha perdido a uno de sus más fructíferos creadores, el arte a un arriesgado exponente y la música a un vínculo ya consagrado. Descanse en paz entre telas celestiales… GOD SAVE MCQUEEN!

fashmark_the-horn-of-plenty_mcqueen

 

Alexander-McQueen-Philip-Treacy

A model presents a creation by British designer Alexander McQueen as part of his Spring/Summer 2008 ready-to-wear fashion collection in Paris

Artículo publicado en Noviembre del 2010.

FUSION MAGAZINE © 2017 All Rights Reserved

PRINT IS NOT DEAD!